Noticias

Nuestras Noticias

“Las víctimas tienen la palabra”: foro-taller participativo en Puerto Boyacá

Las víctimas tienen la palabra: Taller en Puerto Boyacá
Las víctimas tienen la palabra: Taller en Puerto Boyacá
Las víctimas tienen la palabra: Taller en Puerto Boyacá

Puerto Boyacá, 15 de junio 2018. – A través de una serie de foro-talleres, la Comisión de Conciliación Regional (CCR) de Boyacá le da la vuelta a la forma que muchas veces tiene el trabajo con víctimas del conflicto armado. “Las víctimas tienen la palabra” no únicamente es el título dado a estos espacios, es un imperativo para los organizadores que más que hablar vienen a escuchar y a incentivar el intercambio directo entre personas que en su vida sufrieron un hecho victimizante. El pasado 15 de junio Puerto Boyacá, ubicado a orillas del río Magdalena, fue el escenario de la segunda edición de esta actividad, que en esta ocasión congregó a más de 60 personas.

Acompañados por profesionales de la Universidad Juan de Castellanos y de la Mesa de Víctimas de Puerto Boyacá, los participantes intercambiaron experiencias y conocimientos sobre temáticas tan complejas como la búsqueda de la verdad, el accesso a la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Allí los grupos que tuvieron dificultades relacionadas al desconocimiento de normas legales, fueron orientados por dos abogados especialistas quienes aportaron con la información necesaria.

Inició el encuentro con la lectura de un saludo de Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, Arzobispo de Tunja y Presidente de la Comisión de Conciliación Regional de Boyacá, quien resaltó la importancia de participar en este tipo de actividades, ya que, según el religioso, aportan a la “construcción de paz y la articulación del trabajo”.

Sigió la Profesora Nelly González, responsable del proyecto “las víctimas tienen la palabra”, integrante y representante de las víctimas en la CCR Boyacá, hizo un recuento de su historia personal como víctima del conflicto y animó desde su experiencia a los presentes a hablar abiertamente de sus historias. La educadora e integrante de la mesa departamental de víctimas que propuso llevar a mano con el consultorio jurídico de la Universidad Juan de Castellanos este tipo de actividades a todo el departamento de Boyacá, subrayó que de esta manera se puede “calmar el dolor”.

Por su parte, el comunicador alemán Damian Raiser, quien participó en representación de la Secretaría Técnica de la Comisión de Conciliación Nacional, saludó a los presentes y destacó el compromiso de organizadores y participantes en poner su granito de arena en la construcción de una Colombia reconciliada y en paz. “Veo con esperanza, que en Colombia, por más lentos que pueda parecer su implementación, los procesos de paz andan a un ritmo bastante rápido: en dos años lograron realizar cosas que en Alemania nos tomaron casi 50 años”

Posteriormente, se desarrollaron dos momentos de trabajo grupales. En cinco espacios, los participantes conversaron sobre expectativas desde la perspectiva de víctimas en torno a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Además, se recogió una serie decompromisos libres y propios de algunas de las víctimas presentes que se encuentran en su camino a convertirse en sobrevivientes. Posteriormente, este debate se enfocó en formular expectativas a autoridades organizaciones competentes de tipo estatal, eclesial y no gubernamental.

Concluyó el evento con la presentación de los resultados de las mesas de trabajo y la socialización de conclusiones a cargo de la Universidad Juan de Castellanos. Durante sus exposiciones, los grupos pidieron al estado un mayor nivel de respuesta a peticiones y mayores esfuerzos de atención a víctimas. Esto, según algunos líderes locales, incluye una capacitación adecuada a los integrantes de las mesas municipales de víctimas y la dotación de recursos para la realicación de sus planes de acción. También se pidió mayor protección de líderes sociales, ya que siguen existiendo amenazas en contra de los mismos. En torno a la situación en lo local, criticaron el trabajo de la personería local.

Con relación a organizaciones no gubernamentales (ONG) que laboran en la región, pidieron tener en cuenta la opinión de las mismas víctimas, para que sus trabajos realmente respondan a las necesidades existentes. Para mejorar su situación, los participantes se comprometieron a trabajar unidos, a no rendirse ante los obstáculos que pone la vida, a intentar perdonar “a las personas que nos hicieron daño”. Reconocieron también falencias y dificultades que surgen de su propio actuar, por lo que prometieron fortalecer la autoorganización de las víctimas a nivel local y regional, asistir a actividades de capacitación y no generar hechos de violencia.

En otro momento, se realizó un análisis de la situación con enfoque en justicia, verdad, reparación y no repetición. Con miras a la implementación al sistema integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que resultó de un acuerdo entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP se constató que, hasta el momento, no se ha cumplido con la instalación de las instancias encargadas de administrar la justicia, la reparación integral y la búsqueda de la verdad, y donde si ya existe institucionalidad, los procesos son muy lentos. Además, en la comunidad se identificó una falta de conocimientos sobre la metodología para la restitución de tierras.

Esta serie de talleres convocados por la Comisión de Conciliación Regional de Boyacá y apoyados por la Comisión de Conciliación Nacional y la Universidad Juan de Castellanos tienen como objetivo identificar compromisos propios de las víctimas y definir expectativas en perspectiva de avanzar a que sean sobrevivientes. El próximo se llevará a cabo el día 30 de junio en la provincia de Ricaurte.

Comments are closed here.

Back to top